El tiempo en Semana Santa: dos frentes barrerán la Península y Baleares de viernes a domingo

El anticiclón bloqueará la entrada de nuevos frentes de lunes a miércoles pero, a partir de ahí, aumenta la incertidumbre y la posibilidad de lluvia.

Tiempo en Semana Santa

La Semana Santa comenzará en la Península y Baleares pasada por agua, ventosa y fría debido al paso de dos sucesivos frentes de Viernes de Dolores al Domingo de Ramos pero, a partir del lunes, el anticiclón regalará a las procesiones y a los principales destinos turísticos y de ocio un tiempo estable al menos hasta el miércoles, según avanza la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) en su primera predicción especial de cara a las vacaciones, que actualizará a diario.

“El lunes y el martes, la mejoría del tiempo es clara pero, a día de hoy, ya no es tan seguro que vaya a durar hasta el final de la semana. De cara al miércoles, aumenta la incertidumbre y el anticiclón no parece tan sólido y estable como parecía a principios de esta semana”, explica una de las portavoces de la Aemet, Delia Gutiérrez. “En cuanto a las temperaturas, no veremos grandes vuelcos, aunque sí pequeñas oscilaciones. Hasta la primera mitad de la semana que viene, los valores estarán por debajo de los normales”, describe la portavoz, que recuerda que partimos “de una anomalía bastante significativa”, de unas mínimas que hoy están siendo “hasta entre cuatro y siete grados por debajo de lo normal en muchas zonas de la Península y Baleares, donde menos de entre dos y cuatro”. Así, nos espera “una pequeña subida jueves y viernes el inicio de una nueva bajada sábado y domingo, pero no muy acusada, y una pequeña subida lunes y martes”. Todo esto, sin alcanzar en ningún momento los valores propios del comienzo de la primavera.

Así, para este primer fin de semana, la Aemet advierte de que el “paso de un frente poco activo el viernes” 23 de marzo, seguido de “otro con bastante más actividad”, dará lugar a precipitaciones que se extenderán desde el oeste a toda la Península y Baleares. Aunque en un primer momento las lluvias serán “débiles”, Meteorología espera que se intensifiquen a lo largo del viernes con la llegada de un segundo frente, “asociado a una borrasca que se formará al norte de Galicia”, que recorrerá el mar Cantábrico hasta alcanzar al área mediterránea entre el sábado y el domingo.

Las precipitaciones, según detalla en su comunicado la Aemet, pueden “ser localmente fuertes o persistentes en Galicia, Cantábrico, sierras del sureste peninsular, Baleares y Cataluña”, mientras que serán “más débiles y dispersas en el litoral del sureste peninsular”. Parte de las precipitaciones serán de nieve, con una cota “inicialmente alta, para bajar hasta los 700-1200 metros en la mitad norte y los 1000-1400 metros en el sur”.

En cuanto a las temperaturas, seguirán estado “bastante por debajo” de lo que suele ser habitual para esta época del año. Dentro de estos valores anormalmente fríos, “el viernes suben las mínimas y se pasa de heladas muy extensas a reducidas a zonas altas del norte”, indica Gutiérrez. El sábado “empezarán a bajar algo las máximas, pero no de manera generalizada”, informa la portavoz, para añadir que sí se producirá una bajada notable, “del orden de seis grados”, localizada “en zonas de Asturias y norte de Castilla y León y en Valencia y Cataluña”. Pero este descenso “ni se extiende ni se acentúa”.

Junto al agua y la nieve, el viento será “un factor importante”, al soplar en amplias zonas del país de moderado a fuerte con intervalos de muy fuerte, sobre todo el sábado. En consecuencia, un temporal marítimo afectará a los litorales de Península y Baleares. En Canarias, que se quedan bastante al margen de ambos frentes, estará nuboso en el norte “con posibilidad de alguna lluvia “y poco nuboso en el sur, con viento moderado del norte y nordeste y temperaturas en ligero ascenso.

El Domingo de Ramos, día 25, persistirá “cierta inestabilidad con chubascos dispersos”, que serán “más frecuentes e intensos en Cantábrico y Baleares” y, en cambio, menos probables en Levante y sur de Canarias. Las temperaturas se mantendrán “con cambios” en general.

En cuando al lunes 26 y al martes 27, la Aemet explica que “la entrada de altas presiones por el sur peninsular” dará lugar a una “estabilización de la atmósfera con tendencia a disminuir la nubosidad y a cesar las precipitaciones” en buena parte del país, excepto en el extremo norte, zona que es probable que rocen frentes atlánticos con lluvias débiles. “Las temperaturas subirán de manera notable en la mayor parte de zonas”, añade el comunicado. El lunes, la bajada de las máximas “se extiende algo al interior, pero no tan acusada, de dos o tres grados”, añade la portavoz, que apunta a que el martes “subirán tanto las máximas como las mínimas de manera generalizada”.

Sin embargo, de cara al miércoles 28 y al viernes 30, “aumenta la incertidumbre de manera considerable”, aunque hoy por hoy se atisba una “cierta tendencia al aumento de la posibilidad de precipitaciones”, que empezará en el norte peninsular el mismo miércoles. Aunque esta posibilidad es escasa en el centro y sur el miércoles, aumentará a lo largo del jueves y viernes. “La tendencia de las temperaturas es a ir bajando de forma progresiva en la mayor parte de zonas”, concluye la predicción.

Webgrafia: https://politica.elpais.com/politica/2018/03/21/actualidad/1521634419_794871.html

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s